lunes, junio 02, 2008

Arriba y Abajo

O lo que es lo mismo: al Norte y al Sur.

Desafortunadamente la ubicación geográfica de este enorme y bello país que es México resulta poco favorable en la cuestión de "vecindad local" ya que solo tenemos 3 países vecinos, uno al norte, Estados Unidos y 2 al sur Guatemala y Belice.

Ser vecinos de la llamada nación más poderosa del mundo hace que el "American Way of Life" sea una constante en los países que, como el nuestro, buscan el desarrollo -de tipo reflejo- frente al poderío de los Estados Unidos. Eso, en contraste, provoca una inevitable comparación en cualquier aspecto de la vida cotidiana, que resulta exageradamente frecuente sobre todo en aquellos individuos que han tenido la oportunidad de viajar al vecino del norte ya sea por trabajo o por placer.

Muchas veces los hemos escuchado hablar de las maravillas socio/económico/administrativas del apodado "país de las oportunidades" que resultan de esa comparación que también frecuentemente denosta y devalúa despectivamente lo nuestro, lo propio; todo en aras de la búsqueda, sin ningun tipo de acción, de ese aparentemente inalcanzable "American Way of Life".

Sin embargo, nosotros los mexicanos que acostumbramos buscar la mejora del estilo y calidad de vida casi siempre mirando hacia arriba del mapa para tratar de comparar y frecuentemente copiar aquello norteño, casi nunca, si no es que nunca, intentamos miramos al sur para tratar de buscar esas oportunidades que, sin duda, podrían dar una mejora en esa eterna búsqueda de una mejor calidad de vida.

Hace algunos años pude ir de vacaciones a un bellísimo país centroamericano que me dejó un muy grato sabor de boca a pesar de los enormes contrastes que encontre en esa visita a Costa Rica.

Geográficamente ubicado en el corazón de Centro America se encuentra aún más desventajado que nuestro México en su comunidad vecinal ya que al norte solo se encuentra Nicaragua y al sur Panamá. Esto no le ha impedido llegar a ser la economía ejemplar de la región, llegando incluso a tener innumerables conflictos migratorios con sus vecinos ya que los nicaragüenses al vivir en un país con una economía con menor desarrollo y empuje que Costa Rica buscan también el mejoramiento de su calidad de vida allende sus fronteras. Caso similar ocurre con Panamá que tiene la particularidad de contar con una franja económica superdesarrollada -a lo largo del canal- especialmente en la capital cerca del Pacífico y la Zona Libre de Colón cerca del Atlántico cuya boyantía es diametralmente opuesta a la de los extremos del país. En la frontera con Costa Rica resulta más sencillo y económico cruzar, que acercarse a la cara zona del Canal. Asimismo, Costa Rica con la abolición del ejército desde 1948 ha demostrado ser una nación demotráticamente estable con una población emprendedora que ha sabido aprovechar, aunque lentamente, los inmensos recursos naturales con los que cuenta ese pequeño pero muy interesante país.


En el 2004 las vacaciones con todo incluído (Trámites administrativos, transporte aéreo, hospedaje, alimentos, atracciones turísticas, etc.) durante aproximadamente 12 días costo lo mismo que 5 días en Cancun o 3 días en Las Vegas. aunque ya han pasado 4 años de esas bellas vacaciones, los costos siguen siendo proporcionales actualmente.


Así las cosas, alla descubrí un país hermoso en su naturaleza, grande por su gente, pero con grandes contrastes en su infraestructura y por consecuencia también enormes problematicas sociales que, haciendo la inevitable comparación, hace que desde nuestro México podamos ver hacia el sur con otros ojos. Esto que en definitiva es un problema para aquel bello país, pero en el otro extremo, es una enorme ventaja para los que vivimos al Norte porque con egresados de instituciones de gran prestigio y reconocimiento mundial como la UNAM (reconocida en el 2005 como la mejor universidad de Latino America, España y Portugal; y actualmente ubicada en el numero 59 del ranking mundial) pueden llegar a posicionarse en lugares importantes dentro del organigrama de grandes empresas regionales.


Lo anterior no es, ni mucho menos, con el afán de menospreciar a nuestros hermanos centroamericanos y sus instituciones, sino por el contrario proponernos como un grupo de apoyo para ayudarnos mutuamente al crecimiento y emparejarnos en esta carrera sin fin que es la vida. De manera que mientras profesionales "de alto ranking mundial" contribuyen a mejorar aquellas infraestructuras, estos son retribuidos económicamente aumentando así el ingreso de divisas que constituye el segundo rubro más importante en la economía mexicana apenas después de la venta de petróleo y con ello aumentar la calidad de vida para ambas naciones.


Cada profesional mexicano en su materia particular, a la par con los profesionistas de aquellos paises formando equipos de trabajo multidisciplinarios con ideas frescas, novedosas e innovadoras serían capaces de mover ambas economías de manera interesante y así aminorar el impacto socio-económico que da la utopía del American Way of Life.


Y por el contrario, los profesionistas mexicanos podrían de dejar de buscar esta utopía que solo les genera, si no a todos, si a la inmensa mayoría, empleos de "segunda y hasta tercera categoría" en el vecino del norte, como ya lo había maldicho el -excelso- ex presidente Vicente Fox: "haciendo los trabajos que ni los negros quieren hacer" (léase la palabra excelso con el sarcasmo irónico que se merece el señor Fox) y aunque no fue la forma correcta, si llegó a un fondo abrumador.


Desafortunadamente la idiosincracia mexicana tan arraigada a las tradiciones culturales y hasta folklóricas causan que se esté más plantado que un roble en estas tierras aztecas a pesar de que los ventarrones socio/político/económicos constantemente esten deshojando las ramas sin que ese roble algun día de flor y mucho menos fruto.


Y estas líneas, aunque parezcan ad hoc a aquel refrán popular que reza: "Farol de la calle y oscuridad en su casa" no son tal ya que, insisto como tanto me gusta hacerlo, la cosa es de fondo y no de forma.

Así que veamos también hacia abajo del mapa porque México también está al norte.

6 comentarios:

guadis! dijo...

Interesante post. Nunca había leído sobre Costa Rica...

Baakanit dijo...

Estoy de acuerdo contigo, quien tiene en mente emigrar tiene que mirar otras posibilidades, no solamente tiene que ser Estados Unidos el único destino. Hubo un tiempo en el cual mi país veía a Venezuela como una buena segunda opción.

Saludos

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

interesante post¿Es tuya esta idea?la verdad que estoy de acuerdo con lo que dices,te dejo un abrazo

Lei dijo...

heeeeyyyyy ya seeeee osea un boleto de avion tampico cd de mexico sale muchas veces mas caro que ir a houston por ejemplo....

es triste pero real..

besos

Suzanne dijo...

Merci pour votre commentaire sur mon blog.
Si votre français est médiocre, mon espagnol est complètement nul, alors désolé je ne peux suivre vos textes, par contre votre bol semble très intéressant.

★..Fanny..★ dijo...

Fíjate nada más... nunca había vuelto mis ojos hacia Centroamérica o.O, digo, de Sudamérica ps si, sobre todo Buenos Aires jajaja =p
Pero me interesó musho la reseña que hiciste sobre Costa Rica *¬*, quizás un día de estos pueda agenciarlo entre mis propósitos d año